Conoce los secretos de Madrid con BusVision

1  102p

BusVision te descubre los secretos de Madrid.

Grande, ruidosa, antigua, moderna… en BusVision nos encantan las excursiones por Madrid y sabemos que cada visita está llena de nuevas vivencias y sensaciones. Es mucha la historia que late bajo los adoquines de esta gran ciudad, te contamos algunas curiosidades sobre Madrid.

-La Latina, una mujer.

Todos hemos paseado por sus calles en nuestras excursiones en Madrid y nos hemos deleitado con sus terrazas y bares y su ambiente. Pero en BusVision además nos hemos preguntado de dónde proviene este nombre. Beatriz Galindo, maestra, escritora y humanista española nacida en 1465, fue más conocida como “La Latina” por sus conocimientos de latín desde edad temprana. Fue profesora y consejera de Isabel la Católica y tras la muerte de la reina, dejó la corte y se estableció en el barrio que hoy en día lleva su nombre para dedicarse a la caridad.

-La Leyenda del Reina Sofía.

Hoy es uno de los museos más emblemáticos de la Capital y visita imprescindible en todas las excursiones por Madrid de carácter cultural, pero siglos antes había sido un maltrecho hospital. En el siglo XVI se construyó en el solar donde hoy se encuentra el museo un albergue para mendigos y personas pobres moribundas. En 1787 lo convirtieron en el llamado Hospital General, que buscaba reunir en una misma zona varios hospitales dispersos por Madrid. Quizá se deba a esta historia o quizá sea una leyenda, pero varios vigilantes de seguridad del Museo se han quejado de sucesos paranormales tales como puertas que se abren solas, gritos o alarmas que se disparan sin ningún motivo.

-Los gorriones de la estatua de Felipe III.

Hace siglos que preside la Plaza Mayor y recibe a los visitantes que acuden a este centro neurálgico de las excursiones por Madrid más clásicas. La estatua de Felipe III, realizada en el siglo XVII, antes estaba colocada en un palacete en la Casa de Campo. Lo que no sabían los vecinos es que la estatua ecuestre había servido como un macabro e improvisado cementerio de gorriones. Los animales se acercaban a la boca del caballo y quedaban atrapados dentro sin poder salir. No se dieron cuenta de este fenómeno hasta que en los años de la II República, alguien quiso demostrar su fervor republicano introduciendo petardos en la estatua para volarla. Tras estallar, se percataron de un olor desagradable y comprobaron que dentro de la panza del caballo había huesos, plumas y demás restos de los pájaros. Tras la Guerra Civil volvieron a colocarla, esta vez con la boca sellada para no repetir el incidente.

¿Conocías estas historias? ¿conoces alguna más? Si quieres saber más sobre esta bonita ciudad, en BusVision te llevamos a conocer todos sus rincones con cualquiera de nuestras excursiones por Madrid, ¿ya has elegido la tuya?.

About the Author